POR SER HOMBRE, LA JUSTICIA NO ME ESCUCHA

Por ser hombre, la justicia no me escucha …

La Patria Potestad,  cuando se trata de un hombre,  prácticamente nunca es considerado un derecho invulnerable.

Es la otra cara de la moneda de la sobreprotección judicial a la mujer.

Nos pasamos la vida reclamando igualdad entre hombres y mujeres, pero pocas veces se habla de igualdad entre mujeres y hombres. Y valga la redundancia, pero no es lo mismo.

 Hoy, Juicio de Faltas por Incumplimiento por parte de la madre del Régimen de Custodia.

 Tras años dificultando la relación paterno-filial acusando falsamente al padre de cualquier delito o falta, una vez que la vía penal ya no le resulta beneficiosa la MADRE decide pasar al Plan B. A partir de ahora todo va a ser decidido por ella de forma unilateral y que le lluevan las denuncias porque al fin y al cabo «soy mujer y nunca van a quitarme la razón«

 Este tipo de expresiones muy habituales en mujeres despechadas, supone un insulto para todos aquellos que intentamos que se imparta Justicia.

 Pero mas insultante es toparse con un Juzgado o un Ministerio Fiscal, cuyo único interés a proteger debiera ser a la víctima y a los menores si existe, se pasa al extremo feminista y ni tan siquiera presta atención a la gravedad del asunto.

 Oye, pero no escucha.

 Como decíamos, hoy se celebraba un «ridículo» juicio de faltas.

 Un padre se ve obligado a denunciar a la madre de su hijo, porque de la noche a la mañana cuando éste ya cumplía todos los requisitos para la obtención de una custodia compartida, cuando el padre cambió radicalmente de vida y entorno para establecer su residencia al lado de la de su hijo y cuando la madre ya sabía que iba a ser interpuesta Demanda en este sentido, ésta alquila su vivienda de propiedad, y se marcha a vivir a otra localidad a 60 km con la prohibición EXPRESA del padre, manifestada a través de todos los mecanismos de comunicación posibles.

 A priori, un juicio ganado. A priori!! Porque con lo que se encuentra el cliente en la sala es muy distinto.

 Llevamos esperando más de 2 horas, el Juzgador parece cansado y el Fiscal verificando OTRO expediente, dando de antemano por absuelta a la MUJER.

 La Juez, insiste al denunciante para que retire la denuncia amparándose en que lo único que recibirá la acusada es una multa.

 El padre manifiesta que no le importa el castigo, pero considera fundamental que alguien con cierta autoridad le aclare a la señora en cuestión, que un hijo es cosa de dos, pese a quien le pese y que no le han dado otra opción que denunciar la situación al verse alejado súbitamente de su hijo.

 Empieza el juicio. Ella se niega a responder a las preguntas de la representación del padre y miente incluso en cuestiones que la propia representación del denunciado, ha presenciado.

El Fiscal, dos escuetas preguntas y solicita la absolución pq no considera que exista mala fe, mala voluntad.

 Mientras, ella sonríe a su Abogado, y éste le levanta el pulgar por lo bajo «hemos ganado».

Ya no importa el informe final de la Acusación del padre, no importa la documental aportada, la Juzgadora se cansa enseguida de escuchar, y…pasa palabra!

 El padre derrotado me pregunta, ¿si hubiese sido al revés, que hubiese pasado? condena segura, y muy probablemente de un delito grave, no de una falta.

 «Tiro la toalla, no puedo hacer más, ni hace falta presentar demanda civil ¿o es que no lo ves? SOY HOMBRE, NO VALGO NADA, NO QUIEREN ESCUCHARME«

 Desde nuestro despacho Sopena & Associats, luchamos a diario defendiendo tanto hombres como a mujeres hasta las últimas consecuencias, salvo en una excepción:

 Cuando un ser humano, sea HOMBRE o MUJER nos encarga destrozar al contrario caiga quien caiga, usando a los hijos en esa guerra, nos plantamos. ¿Empresarialmente un error? es posible, pero…… con los niños no se juega.

Menú

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies