PORQUE MI EX MARIDO LLORÓ EN UN JUICIO, LE ABSOLVIERON

…esto le dio la fuerza que necesitaba para arruinarnos económicamente a toda la familia.

Al igual que la Justicia, la Injusticia tampoco conoce de la diferencia de sexos, por lo que en esta ocasión, la protagonista es una madre, luchadora a mas no poder.

En posterior posts publicaremos una entrevista en la que nos cuenta su historia al completo sin tapujos, con cara y nombre. No le quedan mas opciones. Por el momento, un pequeño avance…

Hace ya mas de 4 años, una madre con hija menor a cargo y embarazada de apenas 4 meses del segundo, aterriza en el despacho pidiendo ayuda. El padre de sus hijos la está arruinando a ella y a toda su familia por su adiccion al juego. No quiere el bebé y se ampara en una fuerte depresión para hacer y deshacer a su antojo y en todos los sentidos posibles.

Descarga contra su entonces esposa, toda su rabia de forma constante por querer separarse . El machaque es continuo, un maltrato psicológico que finalmente llega a más. La mujer no puede mas y asesorada por especialistas se atreve a denunciar.

Si era poco el calvario que sufría entonces, no se imaginan lo que estaba por llegar. Una nueva sorpresa de la Justicia, una nueva vulneración a un derecho tan fundamental como es el de una TUTELA JUDICIAL EFECTIVA.

El día del Juicio, la mujer ve como su marido rompe a llorar nada mas entrar. El Fiscal le mira fijamente y le cree. Ve a un hombre hundido y le cree, de antemano.

La mujer, parece segura de sí misma, porque se aguanta, porque no llora, habla con claridad y desnuda sus penas ante los presentes.

Mantiene el tipo, debe mantenerlo, por su estado de gestación y porque su padre desolado, está a su lado, impotente. Cree firmemente en que la Justicia sabrá reconocer la verdad. Pero…

El Juzgador apreció que debía ser absuelto por entender que existía una gran contradicción en la versión de la víctima la cual merece que ser conocida:

» Usted en la Comisaría dijo que la había agarrado por el cuello, pero después usted dijo en la declaración judicial que la había agarrado por la ropa, en que quedamos?»

La cagamos, pensó su Abogado. La han mal interpretado.

La mujer, atónita responde » pero si yo nunca he llegado a decir esas palabras yo en las dos veces di mi explicación con gestos, les dije a ambos que me había agarrado así ( gesticulando de nuevo) y son ellos quienes transcribieron lo que consideraron oportuno, yo solo puedo decir que me hizo esto ( haciendo presión de sus manos sobre su cuello).

El caso es, lo triste y lo absurdo es que el día de una de las declaraciones en invierno,  llevaba cuello alto (sinónimo judicial de ropa (¡!)) y el día de su otra declaración primavera o otoño, llevaba camiseta o jerseicito con un escote redondo ( sinónimo judicial de cuello (¡!)). Así de simple!!!

Nada mas conocerse la sentencia, su esposo le gritó:

«Te vas a enterar, soy invencibleee»

Ni que lo digan!

A día de hoy el padre,  quien de nuevo lloró en un primer juicio sobre su separación, a día de hoy solo ha visto a su segundo hijo en una ocasión dejando a su vez también semi huérfana a su otra hija de 8 años. Existen 7 procesos civiles abiertos contra él, y hasta la fecha debe mas de 140.000€ en deudas que dejó a nombre de la madre, por deudas en Bancos, a trabajadores, en pensiones de alimentos, y nada quiere saber sobre sus dos hijos.

Mientras la madre lucha por seguir adelante, habiendo prácticamente perdido su casa por los embargos a su marido, y pagando céntimo a céntimo todas sus deudas, el HOMBRE sigue tan tranquilo y felizmente su vida, cambiando de domicilio constantemente para no poder ser notificado y cambiando constantemente también de trabajo, cobrando todo en metálico y muchas veces en «negro» para no pagar las pensiones de SUS HIJOS y salvar la vivienda de SUS HIJOS.

Vamos, que la madre las pasa canutas y él…..la vida PADRE!

La realidad es que madre e hijos han sido abandonados. Él les abandonó.

Así pues, como en nuestro anterior post….

Véase 

Cuando un ser humano, sea HOMBRE o MUJER nos encarga destrozar al contrario caiga quien caiga, usando a los hijos en esa guerra, nos plantamos. ¿Empresarialmente un error? es posible, pero…… con los niños no se juega.

Por ello reiteramos por si aún no ha quedado claro, cada situación es un mundo y la maldad, la crueldad, no se encuentra en los «hombres» o en las » mujeres», sino que se encuentra en el ser humano, sea hombre o sea mujer.

Desde Sopena & Associats, defendemos a las autenticas víctimas colaterales, a los hijos, a los niños.

Entrada anterior
POR SER HOMBRE, LA JUSTICIA NO ME ESCUCHA
Entrada siguiente
USO DEL DOMICILIO FAMILIAR EN CASO DE DIVORCIO O SEPARACIÓN

Entradas relacionadas

Lo siento, debes estar conectado para publicar un comentario.
Menú

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies