Llegar a un acuerdo es la mejor opción

Un buen despacho de abogados debe contemplar la negociación como una opción prioritaria  de resolución de conflictos. 

Poder mediar de forma amistosa las diferencias, las discrepancias que hayan surgido entre las partes es un proceso innovador. Enfocar la resolución del conflicto desde una perspectiva positiva constituye una buena premisa para llegar a un acuerdo satisfactorio y aceptable para ambas partes. 

Nuestro despacho examina las posibilidades de basar la posible resolución del conflicto en un procedimiento cooperativo, como es la mediación, en la búsqueda de estrategias, orientadas al futuro y donde ambas partes se sientan confortables.

Son muchas las ocasiones en que una vez superadas las diferencias y llegando al encuentro de puntos en común o visualizando la problemática desde nuevos enfoques o puntos de vista, es posible alcanzar la consecución de compromisos y acuerdos amistosos. 

Intentar llegar a un acuerdo es posible en cualquier momento del proceso judicial. Es evidente que esta fase negociadora ha de estar regida por la buena fe y el respeto común.

Las partes pueden conservar el control de la controversia, no tienen por qué transferir el poder de tomar una decisión a un tercero, como sería la intervención del juez, sino que el resultado quedará determinado por la voluntad de las partes implicadas. El abogado siempre mediará en el procedimiento, como conductor de las comunicaciones y basándose en los intereses que debe defender y la normativa aplicable. Evidentemente, el abogado mantendrá una posición imparcial, confidencial y neutral.

La posibilidad de llegar a un acuerdo extrajudicial es mucho más rápido, que cualquier procedimiento judicial, por lo que tener un profesional capaz de llevar una buena negociación en asuntos familiares, arrendatarios, comunitarios o sociales, empresariales, penales o escolares ahorrará tiempo, energías y enfrentamientos. Los resultados que se obtienen de las negociaciones son más favorables, en el sentido de que el acuerdo beneficia a ambas partes y sin olvidarnos de que el coste del acuerdo extrajudicial supondrá un importe ahorro. 

Intentar llegar a un acuerdo es un sistema de resolución de conflictos, paralelo al proceso judicial, que aligeraría la carga y sobrecarga de los juzgados y los tribunales, y es un instrumento ventajoso tanto para los particulares como para las empresas. 

El incremento de la actividad comercial y empresarial comporta que incremente, proporcionalmente, los conflictos entre comerciantes y entre las empresas. El objetivo final de negociar, como medio alternativo o complementario, y poder resolver, de manera efectiva, las controversias que surjan, debe ser el preservar las relaciones mercantiles establecidas, sin necesidad de recurrir a instancias judiciales.

El abogado mercantilista tiene como objetivo principal resolver los conflictos surgidos en el entorno de los negocios. Es un ámbito donde surgen constantemente controversias relacionadas por ejemplo con la disminución de la demanda de productos o servicios, insatisfacción de los clientes, disminución de los ingresos, críticas al funcionamiento de la empresa, la rotación de los empleados, errores de comunicación y malos entendidos, demoras en las entregas de pedidos, falta de productividad, etc., se deberán buscar transacciones adecuadas y personalizadas a cada cliente sobre el objeto de la disputa, sin olvidar además los intereses y necesidades de la empresa y sus responsables, así como la relación entre las empresas y sus respectivos directivas. 

Ante cualquier conflicto que le surja ya sea como particular o  empresa, pídanos consejo sin compromiso.

Menú

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies